viernes, 19 de abril de 2013

FRAGATAS BALEARES. Detalles Fotográficos


  Como complemento del trabajo anterior referente a las fragatas españolas de la clase Baleares F-70 me ha parecido interesante comentar algunas fotografías sobre aspectos puntuales del barco.Ciertamente que la vista en navegación resulta ser de lo más gratificante para la vista, sin embargo no está de más centrarse en los equipos, electrónicos y de combate, que nos dicen mucho, no solo del concepto del buque cuando fue creado, sino de los cambios, o mejor decir añadidos  que ha recibido al son de las mejoras tecnológicas habidas en el campo de la guerra naval.

  Antes de cualquier otra consideración conviene recordar la misión para la que fueron ideados estos destructores de escolta, luego redefinidos como fragatas con cuya nomenclatura llegaron hasta nuestros días.Hablar de las Knox es hablar de un tipo de escolta oceánico  con clara vocación antisubmarina,fácil de construir en elevado número, cuarenta y seis unidades en la Navy y cinco en la Armada Española. La economía de diseño llevó a un buque de un solo eje, algo que sería su penitencia eterna a lo largo de su vida operativa. El "efecto Bismarck" no había sido olvidado aún y la sola idea de recibir daños en el eje implicaba la pérdida casi segura de la fragata, salvo que pudiera ser remolcada a tiempo.Pero parece que esto no importó demasiado a los diseñadores pues la sucesora de las Knox/Baleares, la clase Perry, también contaba con un solo eje, aunque con dos propulsores extra de apoyo para casos de emergencia.


El lanzador antisubmarino ASROC (RUR-5) estaba situado en la proa, entre el cañón de 127mm y el puente. Consistía en un lanzador óctuple que enviaba al aire un torpedo antisubmarino Mk-46 envuelto en una cápsula protectora que se rompía al consumirse el propulsor del cohete. Llegados a este punto el torpedo caía al agua frenado por un paracaídas, y una vez sumergido iniciaba la búsqueda de su blanco.El lanzador podía alcanzar los ochenta y cinco grados de elevación y los tres grados de depresión, lanzando el proyectil a unos nueve kilómetros de distancia del buque.La cadencia estaba estimada en dos disparos por minuto lo que permitía, llegado el caso, lanzar un número considerable de torpedos, en un corto espacio de tiempo, para asegurar así el blanco.El torpedo medía 2,59 mts y tenía un diámetro de 324 mm. El conjunto pesaba 232,4 Kgs de los que 45,4 correspondían a su cabeza de combate. Su velocidad era de 45 nudos y su alcance de 11 Kms.
El ASROC contaba con ocho armas preparadas en el lanzador y con ocho recargas.Estas eran llevadas mediante unos raíles al lanzador sin mediar acción humana. En la parte inferior de la superestructura se aprecian los portillo desde los que se accedía al lanzador desde los pañoles de torpedos situados a proa.La recarga era rápida y segura para la tripulación.

En ambos costados del barco aparecen los portones de lanzamiento de los Mk-46 no lanzables por ASROC. El hecho de llevar estos tubos ocultos, al igual que los de popa, posteriormente retirados, es un aspecto innovador en unas fragatas cuyo diseño se remonta a los años sesenta. Hoy en día diríamos que se trata de un aspecto furtivo de cualquier buque moderno.

El perturbador de guerra electrónica Canopus es fácilmente distinguible en la pequeña ménsula situada, en este caso a babor, de la chimenea-mástil o MACK. En combinación con el receptor de señales electrónicas Deneb, situado en el mástil, cada uno de los dos Canopus cubrían ciento ochenta grados, para enviar señales falsas de engaño a los radares enemigos. El nombre de Canopus viene de su similitud con los vasos Canopos en los cuales los egipcios sumergían las vísceras de los faraones para enterrarlos junto a las momias.
Anemómetro y antenas de sensores meteorológicos a bordo de las Baleares.

El MEROKA permitió a la industria española entrar en el selecto club de los fabricantes de armas de defensa de punto.Cada una de las fragatas iba dotada con dos montajes, uno en cada banda, en la parte central del buque.El montaje contaba con doce tubos de 20 mm dispuestos en dos filas superpuestas de la casa Oerlikon.A diferencia de otros montajes contemporáneos el MEROKA podía disparar por salvas, en grupos de tubos.La cadencia era de 3.600 disparos por minuto y su calibre, unido a la alta velocidad de salida en boca, 1250 m/s la hacía letal contra los misiles acercándose a ras de agua. El alcance práctico era de unos 2000 mts, en exceso corto para misiles que se acercaban a gran velocidad, ya que sus restos podían ser tan dañinos, al impactar con el barco, como el propio misil. Este defecto lo encontramos en todos los sistemas de su tipo por lo que los sistemas de defensa de punto no fueron considerados fiables para cumplir su misión, y más con la aparición de misiles supersónicos en las últimas fases de vuelo. El montaje pesaba 4,5 toneladas. Contaba con un conductor de tiro, en forma de bola, Sharpshooter  de Lockheed y de un sistema de radar doppler VPS-2, la antena superior, además de un sistema optrónico de persecución con cámara de televisión.

Radar de designación de objetivos Selenia RAN-12L encargado de la adquisición de blancos para el MEROKA.


Vista frontal del sistema MEROKA en la que se aprecian mejor los detalles de las armas y la electrónica.

La presencia de dos lanchas semirrígidas, con su propia grúa de estibado cada una, son utilizadas para la protección del buque frente a las amenazas de pequeñas embarcaciones hostiles. Transportan infantes armados que aseguran el perímetro de seguridad de la fragata, y proceden a la revisión de buques sospechosos en misiones de control y antipiratería.

Esta vista desde popa del mástil MACK nos da una idea de lo avanzado del concepto hace cuarenta años. Las exhaustaciones del motor se combinan con la electrónica de a bordo. En lo alto el impresionante aspecto de la antena de radar tridimensional de largo alcance SPS-52. Su alcance es de unos trescientos cincuenta kilómetros. Las Knox originales carecían de un equipo tan avanzado al trabajar en grupos con otras unidades más sofisticadas. Este sistema, luego montado a bordo del portaaeronaves, dio excelentes capacidades a las Baleares para actuar en misiones de control aéreo  con lo que se acrecentaba notablemente su capacidad multimisión.

Iluminador de misiles Standard SPG-51 para la guía terminal de los mismos. Los misiles necesitaban de la iluminación del blanco para alcanzar su objetivo.

Curiosa imagen del soporte vacío para los contenedores de misiles Harpoon. 

Observese que la disposición de los tubos era tal que el chorro de los propulsores fuese dirigido directamente sobre el agua para evitar daños en la pintura de cubierta.Se dice qué, cuando se disparaban los misiles Standard el chorro fundía la pintura de cubierta lo que obligaba, en frío por supuesto, a dar una manita de pintura, por razón estética, después de los lanzamientos.

Visto desde  la popa se ve el director de tiro para el cañon de 127 mm SPG-53B, el MEROKA, y la grúa de una de las RHIB embarcadas.

Radar de navegación Pathfinder situado sobre el puente de mando.

Vista de popa de los principales equipos electrónicos de la fragata. Iluminador de misiles, adquisición de objetivos, largo alcance, y exploración de superficie, este último visible trás la pequeña cortina de humo.

Las Baleares demostraron ser de diseño innovador. En España se consiguió mejorar sensiblemente el proyecto original de las Knox, dotando a nuestras unidades de unas capacidades envidiables para afrontar cualquier clase de amenaza.


3 comentarios:

  1. En el comentario de las F-70, quiero aclarar que los portones que se ven y se hace referencia a ellos, no son para lanzar torpedos MK-46, estos estaban más atras justo delante de la cubierta de misiles y debajo de donde después se instalaron los Harpoon, consistian en dos tubos lanzatorpedos superpuestos que salian lateralmente y con un angulo de unos 45º hacía proa por ambas bandas.

    ResponderEliminar
  2. El lanzatorpedos del que hablas al principio era un Mk16. Podía portar Harpoon, pero la Armada no lo hacía, porque para ello ya tenía los Mk141.

    ResponderEliminar
  3. Excelentes artículos sobre las fragatas clase Baleares. En el verano del 2014 visité la Alvaro de Bazán en el Arsenal y aún se podían ver amarradas 2 F70 esperando su venta y desguace (al igual que el PDA). Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar